Kitchen (キッチン) de Banana Yoshimoto

Kitchen (キッチン) es la primera novela escrita por Banana Yoshimoto, donde a través de una pluma muy peculiar nos narra la historia de Mikage, una chica que acaba de perder al único familiar que le quedaba en el mundo, su abuela, encontrándose perdida en un mundo donde lo único que consigue hacerle sobrevivir a la soledad es su amor por la cocina.

La edición que yo he leído de Maxi TusQuets además de tener el relato de Kitchen incluye el relato de Moonlight Shadow, donde los dos tratan los mismos temas, reflejando una cara de la escritora muy profunda y personal. Banana Yoshimoto trata temas profundos como: la soledad que sentimos al quedarnos solos en el mundo, ya sea porque no tenemos familiares ni amigos o porque en nuestra cabeza no somos capaces de encontrar la felicidad, el amor de una manera muy especial, el amor de la amistad o un amor que no puede ser correspondido, la razón de la vida y lo que significa la muerte. Mediante una prosa increíblemente fluida y diferente nos traslada a un mundo donde las cosas no resultan fáciles para ninguno, y buscan la razón para levantarse cada día y ser realmente felices.

“Quiero seguir sintiendo a toda costa que algún día he de morir. De otro modo, no sentiría que estoy viviendo. Por eso mi vida es así.”

Banana Yoshimoto, Kitchen (キッチン)

Recomiendo este libro, para ser la primera vez que leo a esta escritora me he quedado impresionado y me ha dejado una sensación de profundidad en sus líneas que me ha dejado con ganas de seguir profundizando en la manera que tiene de ver la vida.

Puntuación: 4 de 5.

Título: Kitchen キッチン

Autora: Banana Yoshimoto

Editorial: TusQuets

Páginas: 201

Precio: 7,55€ (F)

Sinopsis: Cuando se muere su abuela, la jovencísima Mikage queda absolutamente sola en una casa demasiado grande y se refugia en la cocina, pues sólo en ella se siente a salvo («El lugar donde mejor se duerme es junto a la nevera», confiesa). Pero un día «ocurre un milagro»: Yuichi, «un chico simpático», llama a la puerta de Mikage y le sugiere que vaya a vivir a su casa, con su madre Eriko. Pero esta hermosa y acogedora mujer no es una mujer: es un hombre que pasó a ser mujer cuando la verdadera madre de Yuichi perdió la vida. Esta fábula, que se desarrolla entre ordenadores, electrodomésticos y sobre todo alimentos y guisos, pero también entre sentimientos de amor, amistad y complicidad, es en realidad una historia terrible, en la que la soledad y la aridez emocional quedan, como por «milagro», mitigados por la inmensa sabiduría de otro mundo ancestral, afortunadamente aún latente, aún perceptible.

Gracias por pasarte a leer esta entrada, espero que te haya gustado, recordarte que puedes seguirme en mis redes sociales y en la propia página web para estar al tanto de más reseñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: